El cansancio, la hinchazón y el dolor en las extremidades tras largas horas sobres zapatos altos son lo más parecido a una resaca en las extremidades. Por eso, desde zapatos Callagham te traemos estos consejos para aliviar los pies por el uso de tacones. Con un poco de prevención y tratamientos relajantes conseguirás calmar las molestias y continuar con tus rutinas.

Cómo prevenir el dolor

Los tacones altos son los favoritos de muchas mujeres y es cierto que las hacen lucir muy bien, pero con el tiempo también le trae consecuencias a la salud y estética de sus pies. Formación de callosidades, dolores en los puntos de apoyo que pueden variar desde suaves a intensos e, incluso extenderse a toda la superficie.

Si el cuidado de los pies no es el correcto, es posible que se generen cortaduras que resultan muy dolorosas e incómodas. Algunas veces, imposibilitando el uso de zapatos cerrados por un tiempo. Los primeros síntomas de la resaca en los pies son la hinchazón e incomodidad al caminar, debes tomar algunas medidas preventivas puede evitar que estos sean muy severos y te dejen todo el día tendida en la cama sin moverte.

Ejercitar las piernas fortalecerá los músculos y ayudará a que tus pies resistan la jornada sobre los tacones. Préstale especial atención a los tobillos, camina sobre los tobillos, haz movimientos circulares, sube y baja apoyándote en los dedos para trabajar los gemelos. En el momento antes de usar los zapatos también debes prepararte. Para ello, camina descalza durante unos diez minutos y así prepararás tus extremidades.

Es importante que tener los zapatos más cómodos posibles, algo poco probable cuando hablamos de tacones altos, pero es posible lograr que la experiencia sea lo más placentera posible incluyendo unas almohadillas antideslizantes en el zapato o sandalia. Estas plantillas evitarán que el pie se mueva de su sitio y te darán amortiguación extra en las pisadas para disminuir la presión en los talones.

Mantén tus pies hidratados para evitar que se formen zonas duras que luego se pueden convertir en puntos de dolor. Las callosidades y las uñas mal cortadas o encarnadas son otros factores que producen dolor y hasta cortadas. Hazte un tratamiento de pedicura para evitar este problema.

Tips para calmar el dolor

Ahora que ya sabes qué hacer antes de ponerte tus zapatos altos, vamos a hablarte sobre los consejos para aliviar los pies por el uso de tacones. El dolor más intenso lo sentirás al quitártelos y al día siguiente de una larga jornada en tacos. Así que lo primero que debes hacer es relajarlos un poco con un baño en agua caliente y aceites naturales.

El agua caliente abrirá los poros de tus pies y permitirá que actúen las propiedades relajantes de los aceites, además mejorará la circulación y reducirá la inflamación. Dentro de ese mismo recipiente puedes colocar algunas piedras de río para masajear la planta de los pies, lo cual ayudará también a incrementar el flujo sanguíneo en toda el área. Otras medidas que puedes tomar son las siguientes:

  • Alternar baños de agua caliente y fría. Sumerge los pies durante cinco minutos en agua caliente y luego cámbialos a uno con agua fría. Obtendrás una reacción estimulante que mejorará la circulación, reducirá la hinchazón y hará que te sientas mucho más aliviada.
  • Masajes estimulantes. Luego de bañarte toma una crema de menta o eucalipto y date un masaje en los pies para ayudar a que se relajen. Puedes utilizar la loción de tu preferencia, pero con las opciones que te damos sentirás de inmediato cómo se refrescan tus pies. El aceite de jojoba es otra alternativa válida gracias a sus propiedades anti-inflamatorias y antimicóticas.
  • Realiza estiramientos. El uso de tacones limita el movimiento de los dedos dentro del zapato y al quitártelos resulta incómodo. Haz ejercicios que trabajen esta parte del pie para recuperar la movilidad. De la misma forma necesitas estimular el arco y fortalecer el talón. Esta práctica también favorecerá la eliminación de los líquidos que provocan la hinchazón.

Alterna el uso con otros zapatos

Hay circunstancias que requieren el uso de tacones como celebraciones, reuniones de trabajo, entre otras; y en muchas ocasiones se usan solo por querer lucir más elegante. Pero utilizarlos de forma constante puede pasar factura con el tiempo.

Como consecuencia del uso constante de tacones altos, algunos músculos del talón se desarrollan más que otros lo que incrementa el riesgo de esguinces. Los dolores de espaldas y pies deformes también son efectos secundarios que provoca esta costumbre. Por eso es importante tomar medidas para evitar el mayor daño posible a los pies, las articulaciones y la columna.

Además de tener una rutina de ejercicio para fortalecer estas partes del cuerpo, también debes alternar el uso de tacones con otros tipos de calzados. Por ejemplo, si caminas hacia tu trabajo haz el recorrido hacia la oficina con unas zapatillas deportivas y lo mismo de regreso.

De igual forma, después de pasar mucho tiempo en tacones, dale un descanso a tus pies para que se recuperen. Para ello, las deportivas son ideales; estas deben tener buena amortiguación para que cuidar mejor de tus pies. Te invitamos a comprar Skechers de mujer online que tienen un sistema excelente para procurar la comodidad que necesitan tus pies, sin dejar de lado el estilo.

Esperamos que estos consejos para aliviar los pies por el uso de tacones te sean útiles para la próxima vez que sufras las consecuencias de llevar zapatos altos. Recuerda que la práctica más saludable es alternarlos con un calzado más cómodo para reducir los riesgos a tu salud.


noticia extraida desde http://www.zapatoscallaghan.com/aliviar-pies-uso-tacones/

Publicado: 4 de Noviembre de 2016